Refranes murcianos. El refranero Murciano

Refranes de Murcia

 

El refranero español está cargado de grandes estrofas, a menudo con pareado, que han sido utilizadas por sus gentes a lo largo de la historia y todavía lo son. Lo mismo ocurre con el refranero murciano. Es uno de los más ricos que conocemos de toda la lengua de Cervantes.

A continuación, detallamos algunos refranes murcianos y su significado

Refranero murciano. Los 15 refranes murcianos más populares

Al gandul y al pobre, trabajo doble.

Refrán usado para referirse a que todo lo que hace el gandul finalmente lo hará dos veces porque la primera de ellas la habrá dejado a medio. Por ejemplo, Si al gandul le dices, trae esos dos sacos de patatas, dará dos viajes primero con uno y luego con otro. El pobre tendrá que hacerlo doble porque se lo pedirán doble, y le pagarán la mitad.

Al viejo y al Bancal, lo que se le pueda sacar

Es usado para referirse al aprovechamiento que hacen los familiares de un viejo, de forma análoga a como lo hace el dueño de un bancal (trozo de tierra para sembrar), del propio bancal. La explicación es clara. Era costumbre antigua ver a los viejos trabajando hasta casi sus últimos días, y a los familiares aprovechándose de ellos. En huertos de riego portillo, muy usados en la huerta de Murcia, es normal sembrar y resembrar un año detrás del otro sin descanso ni barbecho hasta que el terreno no da más de sí.

Pan con pan, comida de tontos.

Es usado cuando a la hora de comer gachasmigas o algún derivado realizado con harina, se acompaña con pan.

 

El que se junta con un cojo si al año no cojea ranquea.

Refrán referido a que todos los vicios y costumbres se pegan de unas personas a otras con el simple hecho de compartirlas. Si una persona se junta con alguien que fume, tarde o temprano o fumará también o lo habrá probado.

 

El que se acuesta con zagalicos mojado se levanta.

Se refiere a que los niños se comportarán como niños siempre, y si vas a hacer algo con ellos, no esperes que se comporten como adultos, y siempre harán algo de niños que hará que los planes no salgan como uno o una quiere.

 

Que cada perrico se lama su pijico

Se usa para referirse que cada uno tiene que hacer sus propios deberes y no esperar a que nadie los haga por ellos.

Días de mucho, vísperas de na.

Es referido para aquellas personas que presumen de mucho e intentan abarcar mucho, pero sin embargo no consiguen nada de lo que presumen.

 

Perico pericales, que se caga en los bancales, y le echa la culpa a los zagales.

Usado para referirse a aquel que es culpable de hacer algo que no está bien, como de costumbre, y siempre echa la culpa a otra persona.

 

El sordico de La Ñora, que oía los cuartos, pero no las horas

Se usa para referirse a aquellos sordos o no sordos que sólo oyen lo que quieren.

 

Cuánto te quiero perrico pero pan poquico

Se usa para referirse a aquellas personas que presumen de querer a otras personas, ya sea familiares, amigos o vecinos, pero a la hora de la verdad, cuando hay que ayudarles de alguna forma no lo hacen.

 

Por enero has de abonar lo que luego sembrarás

Se refiere a que si no cuidamos las cosas finalmente no podremos conseguir lo que queremos obtener en el futuro. No se trata de sembrar y ya está, sino que debemos cuidar antes. Es usado en el cortejo de hombres a mujeres antiguamente, para referirse a que no se podía sembrar así a la primera de cambio, no se podía pedir relaciones así a la primera de cambio, sino que había que cortejarla previamente.

Septiembre, o seca las fuentes o se lleva los puentes.

En Murcia es común que septiembre sea año de sequía o año de riadas. Es muy común encontrar las crecidas del río para esta época, al igual que pasar un septiembre sin agua, acumulando sequía de todo el verano.

 

Si avanza noviembre lo que no hayas sembrado, no siembres.

Aunque es un refrán muy huertano, también es usado para decirle a alguien que si hay algo que no ha hecho algo que tenía que hacer, ya es tarde para hacerlo.

 

Si quieres ver a un gitano trabajar, mételo en su bancal.

Este refrán se usa para referirse a los tópicos de los gitanos como poco trabajadores o, como dirían en la huerta de Murcia, gandules. Y si quieres ver a uno de ellos trabajar, ponlo a hacer algo que sea para él mismo, en su propia empresa o su propio negocio. El refrán se usa no sólo para referirse a los gitanos, ya en desuso, y considerado racista, sino para cualquiera que trabajando en su propio negocio trabaje como si no hubiera un mañana, más horas de las que cualquier trabajador podría hacerlo.

Hasta san Antón, pascuas son.

Es un refrán que a veces es extrapolado más allá de la época de navidad, similar a aquel refrán taurino de: “hasta el rabo, todo es toro”, es decir, hasta que no se termina algo no se puede dar por terminado y todo es posible.

Hay muchos más refranes en la Región de Murcia. Por ello te invito a que aportes el tuyo en los comentarios, y se irán incorporando al contenido.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *