monumentos

Catedral de Murcia

La Catedral de Murcia – Santa María, es uno de los conjuntos monumentales más importantes de Europa. No en vano, la fachada que asoma a la Plaza Cardenal Belluga, es el conjunto arquitectónico de estilo barroco más importante del mundo. La Catedral de Murcia está elevada sobre una antigua Mezquita árabe o Aljama. Fue Jaime I el conquistador, quien ofreció su ayuda militar y logística a su yerno, Alfonso X, apodado más tarde “el Sabio”, para sofocar la sublevación mozárabe que se había propiciado en Murcia. Todavía en ella, por respeto al tratado de Alcaraz, se permitía a los árabes tener propiedades e incluso una Aljama (mezquita).

En el año 1266, Jaime I “el Conquistador” sofocó la sublevación mudéjar y retomó las viejas costumbres cristianas en la Ciudad. Una de sus primeras actuaciones en la Ciudad de Murcia, como era habitual en él cuando conquistaba una nueva villa, era ofrecer una misa a la Virgen María. En Murcia se ofreció en la Aljama, colocando previamente todos los símbolos cristianos y eliminando los musulmanes.

A partir de ese momento la Aljama se convirtió en sede de culto cristiano. Más tarde cuando se consiguiera el traslado de la sede episcopal, de Cartagena donde residía en la Catedral Vieja, a Murcia, se dotaría el carácter catedralicio del edificio y se ofrendaría a la Virgen María, con el nombre Catedral de Santa María. Fue durante el reinado de Sancho IV cuando se aprobó dicho traslado. Aunque el mismo no contaba con la bula papal correspondiente para su aprobación. El edificio antiguo de la Aljama se utilizó para la nueva sede catedralicia, ya que no fue hasta 1337 cuando se comenzara a construir la catedral actual.

Lo primero que se construyó fue el claustro de la catedral. Es la obra más antigua del actual conjunto catedralicio actual. Todavía hoy se puede ver en Murcia, en el Museo de la catedral. Es de estilo gótico y para poder construirlo hubo que derribar parte de la Mezquita. En 1385 fue cuando comenzaron las obras del conjunto arquitectónico central que conforman la base del edificio de la catedral. Se trata de una planta sobre cruz latina, con la peculiaridad que el cimborrio está colocado a los pies de la cruz y no en el crucero, como en la mayoría de ellas. La Catedral de Murcia tiene diferentes estilos, Gótico, plateresco, renacentista, barroco. Su explicación se debe a que las capillas y cuerpos añadidos al edificio central se realizaron en los 3 siglos siguientes a su construcción.

Torre Campanario de la Catedral

Torre de la catedral de Murcia

Torre campanario de la Catedral de Murcia. Fotografía de Antonio López

La estructura más importante fue la torre campanario de la Catedral de Murcia. Con 93 metros de altura es la segunda torre más alta de España después de la Giralda de Sevilla. Comenzó a construirse en 1521 (siglo XVI). Pero no se terminó su construcción hasta 1793, debido a unos errores iniciales. La Torre de la Catedral de Murcia cuenta de 5 plantas desde la cimentación hasta la linterna y veleta. El primero y segundo de los cuerpos se construyó relativamente rápido, ya que concluyeron en 1555. Pero a partir de aquí pasaron casi 2 siglos hasta que se completasen los tres cuerpos siguientes. En el segundo, se instaló el archivo de la catedral, lugar elegido al ser zona inundable en las crecidas periódicas del río Segura. La causa por la que se retrasase la construcción del tercer cuerpo y los dos restantes fue porque, bien por el asiento de los cimientos, o por error de cálculo, los dos primeros cuerpos están inclinados. Por ello los cuerpos restantes se tuvieron que construir con una rectificación, poniendo más peso en el extremo de fuera. En este cuerpo se instala el mecanismo del reloj, una obra monumental que se encuentra actualmente en desuso, ya que los relojes de la catedral funcionan actualmente de forma automática. El cuarto cuerpo de la torre de la catedral de Murcia está exclusivamente dedicado a acoger la zona de campanas, o campanario de la catedral. En ella se sitúan 21 campanas, de distintos tamaños y de distintos años de fundición. La más antigua es La Mora, que actualmente podemos ver en el Museo de la catedral, sustituyéndose en su lugar original por una réplica. La campana más grande del conjunto campaneril es la denominada Santa Águeda. Pesa más de seis mil kilos. Seguida de la María Madre de dios, con más de cuatro mil kilogramos de peso. Además ésta es la campana que funciona de horaria, para dar el toque de campanas de las horas, no de los cuartos. Actualmente todas las campanas de la catedral se accionan de forma automática, aunque también se pueden utilizar de forma manual. El último cuerpo de la torre campanario es para el mirador y la linterna. En el Mirador hay una chapa en cada una de las ventanas del mirador con el dibujo de la parte de la ciudad que se ve desde esa ventana. Y en el punto más alto se sitúa la Linterna. Antiguamente se colocaba leña y se prendía cuando había que avisar de algún peligro a los sitios colindantes, ya que desde más de 30 kms de distancia se llega a ver la torre de la catedral en línea recta y en llano. Actualmente está en deshuso y hay un punto geodésico.

Campanas de la Catedral de Murcia

A continuación detallamos las campanas del campanario de la catedral de Murcia.

 

Campana Santa Águeda

Es la campana más grande de la catedral, fundida en 1790 con 223 centímetros de diámetro y un total de 6421 kg.

 

Campana María Madre de dios

Esta campana está colocada en el lugar de las horarias. se fundió el mismo año que la anterior en 1790 y mide 202 centímetros. Mientras que su peso es de 4772 kgs. Tiene una abolladura en el la parte exterior de la campana, debido a la caída del Martillo manual para marcar las horas. Actualmente el toque de horarias se hace mediante un resorte y un sistema automático que acciona el badajo contra la campana.

 

Campana San José

Fundida en 1818 en el taller de Manuel Rosas, con 161 centímetros de diámetro y 2416 kgs.

 

Campana Nuestra Señora de Belén.

Fundida en la Emresa Nacional Bazán, en Cartagena en 1969, con 130 cm. de diámetro y 1272 kgs de peso.

 

 

San Victoriano, la Nona.

Fundida en  1889, con 124 cm. de diámetro y 1104 kgs de peso.

 

Fuensanta, la Catalana

Fundida en el taller de Juan Dencausse, en Barcelona en 1889, con 112 cm. de diámetro y 813kgs de peso.

 

San Leandro.

Fundida por Juan Albadalejo, en 1902, con 107 cm. de diámetro y 709 kgs de peso.

 

San Isidro

Fundida por Juan Albadalejo, en 1901, con 100 cm. de diámetro y 579 kgs de peso.

 

San Pedro

Fundida por Manuel Rosas, en Almería, en 1815, con 95 cm. de diámetro y 496 kgs de peso.

 

Santa Florentina

Fundida por Manuel Rosas, en Almería, en 1815, con 93 cm. de diámetro y 466 kgs de peso.

 

Cristo

Fundida por Francisco Muñoz en 1794, con 88 cm. de diámetro y 395 kgs de peso.

 

San Patricio

Fundida por Manuel Rosas, Almería,  en 1815, con 81 cm. de diámetro y 308 kgs de peso.

 

La Mora Nueva

Fundida en 2002, con 76 cm. de diámetro y 254 kgs de peso.

 

Santa Bárbara Mayor

Fundida por Manuel Rosas en 1815, con 76 cm. de diámetro y 254 kgs de peso.

 

Santiago

Fundida por Manuel Rosas en 1815, con 73 cm. de diámetro y 225 kgs de peso.

 

Santa Bárbara Menor

Fundida por José Francisco Muñoz Agüera en 1762, con 72 cm. de diámetro y 216 kgs de peso.

 

Santo Tomás de Aquino

Fundida por Juan Albadalejo en 1902, con 67 cm. de diámetro y 174 kgs de peso.

 

San Agustín

Fundida por Manuel Rosas en 1815, con 57 cm. de diámetro y 107 kgs de peso.

 

Santa Cruz

Fundida en 1609, con 49 cm. de diámetro y 68 kgs de peso.

 

Santa María

Fundida por Juan Albadalejo en 1901, con 49 cm. de diámetro y 68 kgs de peso.

 

La Mora

Esta campana se encuentra en el Museo de la Catedral de Murcia y es la campana más antigua. Se sustituyó por la Mora Nueva debido a los daños que tenía la Campana antigua.

Fundida en 1383, con 76 cm. de diámetro y 254 kgs de peso.

 

San Gregorio

Esta campana se encuentra en la Espadaña, y es la encargada de tocar las señales horarias de los cuartos.

Fundida  en 1609, con 33 cm. de diámetro y 21 kgs de peso.

 

 

 

Capilla de los Vélez

La capilla de los Vélez fue construida por el adelantado de Murcia, donde más tarde reposarían sus restos mortales. La capilla fue construida bajo el episcopado del Valenciano Rodrigo de Borja, o Borgia, como se solían llamar en Italia, que más tarde fue alzado a la máxima figura eclesiástica de la cristiandad como Alejandro VI. La capilla fue terminada por la familia Fajardo, que ostentaban el marquesado de los Velez, de ahí el nombre de la capilla. Se trata de una capilla octogonal de estilo gótico en honor a San Lucas. En la parte exterior, se puede observar una cadena realizada de una misma pieza de piedra. Cuenta la leyenda (no está probado) que tras su diseño y elaboración, al arquitecto que la realizó le quemaron los ojos para que no pudiera volver a replicarla en otro sitio). Lo que sí está probado fue el pleito que la familia de los Fajardo tuvo con las autoridades de la ciudad, debido a que la construcción de la capilla supuso un estrangulamiento de la calle Olivares.

Altar mayor

Altar mayor catedral de murcia

Altar mayor de la Catedral de Murcia. Fotografía de Antonio López

En el Altar mayor de la Catedral de Santa María de Murcia reposan, en un sarcófago en la parte izquierda, el corazón y las entrañas de Alfonso X “El Sabio”. El retablo principal del Altar Mayor fue reconstruido debido a un gran incendio que hubo en el conjunto arquitectónico. En el mismo se quemó tanto el retablo antiguo del altar mayor como la bancada del coro. Bancada que fue sustituida por otra regalada por Isabel II a la Catedral de Murcia.

 

Otras Capillas de la Catedral

Capilla del Cristo del Milagro

Capilla del ultimo tercio del siglo XV. Retablo neoclásico con 4 columnas de capitel corintio. En su centro magestuosa, la imagen del cristo: una pintura al oleo del siglo XIX que muestra a Jesús en la Cruz acompañado de san Jerónimo y san Diego de Alcalá.

A ambos lados del cuadro principal: la oración de Jesús en Gesetmaní y la Flagelación. Dos pinturas sobre tabla realizadas entre los siglos XVI y XVII por el pintor murciano Artus Tizón.

Corona el retablo el corazón de Jesús, adorado por dos ángeles.

En la pared izquierda de la capilla podemos contemplar una imagen de la última cena, obra también de Tizón.

en la pared de la derecha la representación de la Santísima trinidad.

Cierra en el techo una bóveda con restos de pintura renacentista.

 

Capilla de la Catedral

La capilla conserva todavía el trazado gótico de finales del siglo XV, como muestra la bóveda de crucería con florón que la cierra en al tura.

Preside la capilla la imagen barroca del Corazón de Jesús, obra de Francisco Sánchez Araciel, de finales del siglo XIX.

En el Suelo, la lápida del obispo de Cartagena Tomás Bryan Livermore, fallecido en 1902.

En la parez de la izquierda un monumento funerario en honor al prelado.

 

Capilla de Junterones

Construida en 1541 por Jerónimo Quijano y fundada por don Gil Rodriguez de Junterón. La capilla está dividida en dos cuerpos, la primera parte es de forma rectangular, coronado en la parte superior por Cúpula y Linterna, y con dos pequeñas vidrieras con los escudos de Julio II y de Junterón.

En la pared de la derecha hay un cuadro con la imposición de la casulla a San Ildefonso.

En el centro un relieve en piedra de la Anunciación.

Barracas

La Barraca era el lugar en en donde vivían los trabajadores de la Huerta de Murcia, labradores y sus familias. Era una edificación hecha con adobo, barro y cañas. De base rectangular y pronunciado tejado realizado con palmas, pita y cañas. Las podíamos encontrar en casi toda la huerta murciana, además de en Alicante y toda la Comunidad Valenciana. Con el tiempo, la barraca se convirtió en la casa de aperos de los trabajadores, donde guardaban las azadas, legones, corvilla, tijeras de escardar, y todos los útiles necesarios para la huerta.

Actualmente también se le llaman barracas a los locales instalados de forma temporal en Murcia durante las fiestas de primavera (después de la semana santa)por las peñas huertanas, en donde se sirve (vende) comida típica de la Región de Murciazarangollomichironespaparajotescafé de olla, montaditos de varios tipos de derivados del marrano y mucho más.

barracas fiestas de Murcia

Momento en las barracas de las Fiestas de Primavera. Fotografía de Antonio López